5 razones saludables por las que debes comenzar a hacer running ¡ya!

5 razones saludables por las que debes comenzar a hacer running ¡ya!

Te has preguntado alguna vez ¿qué beneficios ofrece el running? Quizás no lo sepas, pero las ventajas de correr van más allá de la alegría que te produce estar al aire libre y realizar una actividad física. Si no estas seguro de comenzar a hacer running, hay muchas razones saludables que te convencerán.

¿Por qué debes comenzar a hacer running desde ahora?

Correr puede ayudarte a obtener beneficios sustanciales en tu vida. Esto incluye, desde reducir tu riesgo de cáncer hasta dormir más y mejor. Y no es que nosotros lo digamos. Cada una de estas ventajas está respaldada por la investigación.

Aquí te compartimos cinco beneficios saludables que te convencerán de empezar a hacer running ya.

Hacer running incrementa la calidad de vida y tu longevidad

Uno de los beneficios más importantes de comenzar a hacer running es que te mantiene saludable por el resto de tu vida. Correr fortalece el corazón y ejerce un estrés saludable sobre los músculos y las articulaciones de forma regular.

Los corredores habituales tienen un 25-30 % menos de riesgo de todas las causas de mortalidad, incluidas las enfermedades cardiovasculares y el cáncer, según una investigación con más de 200,000 corredores.

Los autores del estudio atribuyen el menor riesgo tanto a correr, como al estilo de vida generalmente saludable que llevan los corredores. Esto incluye comer de manera nutritiva, dormir lo suficiente y pasar más tiempo al aire libre.

Aún mejor, a medida que envejeces, es menos probable que tus habilidades físicas se deterioren. En otras investigación se realizó el seguimiento de algunos corredores durante más de 20 años. Se descubrió que las personas que seguían corriendo mantuvieron su capacidad física y vivieron más que aquellos que no lo hicieron.

Te ayuda a dormir mejor

Una buena ronda de juegos o actividad física intensa, puede terminar en una buena siesta tanto para los niños como para los cachorros, como bien sabe cualquier padre o dueño de un perro.

Por lo tanto, no sorprende que una evaluación exhaustiva de los estudios sobre correr y dormir concluya que hacer ejercicio regularmente tiene un buen impacto en el comportamiento del sueño.

De hecho, es más probable que los corredores se duerman antes, duerman mejor y se despierten con menos frecuencia por la noche. Esta es quizás una de las ventajas más evidentes de hacer running que notarás regularmente.

La única excepción es que no se recomienda que hagas running, o cualquier otra actividad física, demasiado cerca de la hora de acostarte, ya que puede tener un impacto negativo. Como corredor, puedes esperar dormir bien por la noche si terminas tu entrenamiento de intervalos de alta intensidad al menos una hora antes de acostarte.

Evita el deterioro cognitivo

Aunque el estudio sobre esto aún se encuentra en sus primeras etapas, las investigaciones han revelado que el ejercicio puede proteger tu cerebro de varias maneras.

Los beneficios incluyen la reducción de la probabilidad de padecer la enfermedad de Alzheimer, la desaceleración del deterioro mental y, posiblemente, una mejora de los síntomas de la pérdida cognitiva existente.

Estos efectos protectores se atribuyen al aumento del flujo sanguíneo y al consumo de oxígeno durante del running. También es probable que el cóctel químico producido por tu cuerpo mientras haces ejercicio, ayude a preservar la función cognitiva.

Además, hacer running, según este estudio, aumenta la materia gris en el cerebro, lo que puede ayudar a mantener tu mente alerta.

Perder peso y no recuperarlo

Otra de las razones para comenzar a hacer running a partir de ahora, tiene que ver con la pérdida de peso. Es decir, el running es una práctica comprobada para perder peso, que puede beneficiar a cualquiera que busque mejorar su estado físico.

Aunque es un poco simplista argumentar que la reducción de peso es simplemente una cuestión de calorías que entran, contra calorías que salen, no hay duda de que mantener en movimiento tu cuerpo es necesario para una pérdida de peso saludable.

Muchas personas que están asustadas por el gimnasio, o por la necesidad de equipo adicional, aprecian la idea de que simplemente pueden ponerse sus zapatillas y empezar a correr.

Se ha llegado a la conclusión de que cuando los corredores y los caminantes hacen ejercicio durante el mismo período de tiempo, queman más calorías. Entonces, si solo tienes 30 minutos para hacer un poco de ejercicio, correr durante esa media hora tendrá un mayor beneficio metabólico que caminar.

Fortalece tus rodillas y espalda

Es común escuchar a ex corredores explicar que dejaron de correr porque les estaba dañando las rodillas. Sin embargo, esto no tiene por qué ser el caso de cada corredor, nuevo o antiguo.

Hacer running no aumenta la incomodidad o la degeneración en las rodillas, según un estudio de una década en el que participaron corredores con y sin osteoartritis. De hecho, el estudio implica que un IMC más bajo, así como un estilo de vida generalmente activo, pueden ser parte de lo que protege contra la osteoartritis y otros trastornos como la diabetes.

Correr también puede ayudar con la espalda. Si bien el running no desaparece el dolor lumbar persistente, el esfuerzo que pones para apoyar tu entrenamiento puede ayudarte a mantenerte saludable. La ciencia ha descubierto que fortalecer los músculos centrales profundos en particular, puede ayudar a prevenir el desarrollo del dolor de espalda.

El transverso del abdomen es uno de los músculos centrales profundos. Dichos músculos están ocultos debajo de los músculos del paquete de 6 más visibles, los cuales requieren un entrenamiento específico y práctica para activarlos.

Con el transverso del abdomen fortalecido, tendrás el apoyo que tu cuerpo y columna necesitan para absorber el impacto. Con ello obtendrás todos los beneficios del running, si estás totalmente comprometido.

Beneficios del running en las mujeres: ¿Cómo afecta su cuerpo?

Beneficios del running en las mujeres: ¿Cómo afecta su cuerpo?

A continuación te hablaremos sobre los beneficios del running en las mujeres, y la manera en que esta actividad, afecta positivamente su cuerpo. Al igual que los hombres, las mujeres corren para mantenerse en forma, competir en carreras, o simplemente para disfrutar del deporte.

No obstante, si deseas sacar el máximo provecho de tus carreras, ya sea para estar en forma, divertirte, competir o perder peso, necesitarás aprender más sobre el entrenamiento correcto, la salud y, por supuesto, la nutrición.

Lo creas o no hacer running regularmente puede tener una variedad de cambios y efectos positivos en tu cuerpo.

¿Cómo afecta el running a tu cuerpo? Beneficios del running en las mujeres

Según una investigación realizada por la Clínica Mayo, correr aproximadamente 9 km cada semana puede agregar de 3 a 6 años a tu vida. Si bien correr regularmente puede ayudarte a vivir más tiempo, existen numerosos beneficios del running en las mujeres.

Por ejemplo, se sabe que la carrera anaeróbica de alta intensidad es uno de los estimuladores de la hormona del crecimiento más efectivos. La hormona del crecimiento contribuye a desarrollar músculos más fuertes, lo que a su vez mejora el rendimiento.

Además, puedes mejorar la fuerza y la velocidad trotando con frecuencia y de manera adecuada. Por otro lado, el running te ayuda a quemar calorías. Correr a un ritmo más rápido quema más calorías que correr a un ritmo más lento. Esto ayuda a perder peso y podría acercarte a tu figura ideal.

Adicionalmente, las mujeres que hacen running producen sustancialmente menos la versión fuerte de la hormona estrógeno que sus contrapartes sedentarias. Esto reduce la probabilidad de que padezcas cáncer de útero, mama y colon en casi un 50 %.

Por si fuera poco, el running estimula la circulación, lo que ayuda al desarrollo de una buena piel. Correr también puede ayudar a transferir oxígeno y nutrientes a la piel al mismo tiempo que elimina las toxinas y los productos de desecho del estrés oxidativo. Básicamente notarás que tu piel está más clara y tiene un brillo saludable.

Te ayuda a combatir el envejecimiento y la osteoporosis

Correr te mantiene físicamente activa y al mismo tiempo reduce el estrés, lo que te ayuda a combatir las consecuencias del envejecimiento.

La osteoporosis se conoce comúnmente como una “enfermedad de la mujer” porque afecta a muchas mujeres posmenopáusicas. En las mujeres, la osteoporosis puede provocar dolorosas fracturas. Sin embargo, si realizas running constantemente, estarás mejor protegida contra las fracturas relacionadas con la osteoporosis.

No solo eso, el running en las mujeres fortalece las rodillas y los músculos al mismo tiempo que aumenta la densidad ósea. Correr también ayuda en la protección de las articulaciones y la reducción de la inflamación. Con el running tu metabolismo aumentará, tu densidad ósea mejorará y tu salud general mejorará cuando tengas un cuerpo más fuerte.

Los cambios físicos de las mujeres que hacen running

La composición de tu cuerpo tiene un impacto significativo en tu apariencia física. El porcentaje de agua, hueso, grasa, músculo magro y órganos en tu cuerpo se conoce como composición corporal. La clave de esto es que hacer running regularmente tiene el efecto de aumentar la masa muscular magra y reducir la grasa subcutánea.

Sin embargo, tus genes y tu alimentación juegan un papel importante en esto. También debes tener una cantidad saludable de grasa en tu cuerpo para estar saludable. Esto es importante porque la grasa mantiene tus hormonas bajo control y te ofrece energía. Como resultado, tu relación músculo-grasa debería estar en equilibrio. No olvides que la cantidad de energía que consumes y quemas, determina tu peso corporal.

Si llevas una dieta sana y equilibrada, puedes utilizar el running para producir un déficit de calorías, lo que significa que quemarás más calorías y perderás peso.

Pantorrillas

El running es uno de los mejores ejercicios para tonificar las pantorrillas y las espinillas. Lo que sucede es que cuando haces running, los músculos de la pantorrilla están continuamente en movimiento. Sin embargo, para obtener mejores resultados y evitar lesiones, asegúrate de estirar tu cuerpo antes de comenzar a trotar.

Músculos tonificados

Otro de los beneficios del running en las mujeres tiene que ver con los músculos tonificados. Los cuádriceps forman la parte delantera de los muslos, mientras que los isquiotibiales constituyen la parte posterior. Cuando haces running, ambos grupos musculares se ejercitan correctamente. Esto permite quemar grasa y aumentar la masa muscular magra en los muslos, dándole a tus músculos una apariencia tonificada.

Glúteos más firmes

Dependiendo del tipo de running que realices, correr puede ayudarte a esculpir tus glúteos. Los huesos pélvicos, los músculos de los glúteos y la grasa constituyen gran parte de esa zona corporal.

El running trabaja principalmente las piernas y los glúteos. Los cuádriceps, los isquiotibiales, las pantorrillas y los glúteos son los músculos que te impulsan durante la carrera.

Por lo tanto, correr regularmente te dará un cuerpo tonificado y en forma, así como también unos glúteos más firmes. Sin embargo, el running no hará que tu trasero aumente de tamaño a menos que trabajes tus glúteos específicamente.

El vientre

El running puede ayudarte a perder grasa en todo tu cuerpo si tienes un déficit de calorías. Es otro de los beneficios del running en las mujeres. No obstante, la pérdida de grasa abdominal es la más difícil y la que requiere más tiempo. Cuando corres constantemente, puedes notar que a medida que pierdes grasa corporal, la grasa abdominal también disminuye gradualmente.

Para mejores resultados, asegúrate de seguir un plan de alimentación saludable que te mantenga en un déficit de calorías. No olvides complementar el running con actividades para fortalecer los músculos abdominales, ya que esto te ayudará a conseguir un vientre tonificado.

Beneficios de hacer running solo: ¿Correr solo o es mejor en grupo?

Beneficios de hacer running solo: ¿Correr solo o es mejor en grupo?

Para muchas personas, especialmente quienes nunca han hecho ejercicio, hacer running en grupo es algo que las motiva a seguir adelante. Sin embargo, hoy sabemos que existen muchos beneficios de hacer running solo, que ciertamente no podemos pasar por alto.

Diferentes estudios han llegado a la conclusión, de que en general, los corredores tienen un 25 a 40 % menos de riesgo de mortalidad prematura, y viven alrededor de 3 años más que las personas que no hacen running.

También hay una gran cantidad de investigaciones y experimentos que respaldan el hecho de que correr en solitario, igualmente prolonga la vida.

¿Es bueno correr solo? Beneficios de hacer running solo

La ciencia ha descubierto que hacer running solo puede brindarte beneficios que contribuyen, no solo a tu bienestar emocional, sino también a tu bienestar físico. A continuación te compartimos algunos ejemplos:

Mantener tu disciplina interna

Uno de los mejores beneficios de hacer running solo, es que te ayuda a mantener tu disciplina interna. Esto se debe a que cuando corres solo, sin la presencia de nadie más, tienes un espacio de pensamiento para descansar sin la necesidad de comunicarte o satisfacer las demandas o ambiciones de los demás. Como resultado, tu rendimiento y logros en el running pueden mejorar significativamente.

Hacer running solo te permite desarrollar carácter

Evidentemente hay muchas personas a las que les encanta hacer ejercicio con amigos, o en grupo porque las hacen responsables y las desafían a trabajar más. Sin embargo, quienes han decidido hacer running solos, aprenden que las carreras en solitario los ayudan a desarrollar el carácter, y al mismo tiempo los hacen más fuertes mentalmente.

Muchos corredores han descubierto la motivación dentro de sí mismos, y les ha tomado mucho tiempo dominarla. La ventaja de hacer running solo, es que tiene la capacidad de tener un impacto positivo, como permitirte crear objetivos personales y averiguar cómo alcanzarlos.

Puedes escuchar a tu cuerpo

Cuando haces running en equipo o un grupo, normalmente significa que estarás bajo presión constante para presentarte y mantenerte al día con tus entrenamientos. No obstante, si decides hacer running solo, tienes la oportunidad de escuchar a tu cuerpo con más atención, calentar y enfriar de acuerdo a cómo se siente tu cuerpo. Otro de los beneficios de hacer running solo, es que adquieres la flexibilidad para tomarte los días de descanso que necesites, en función de lo que te dice tu cuerpo.

Puedes relajarte de mejor manera

Cuando corres solo, mejora la forma en la que te relajas. Esto se debe a que al hacer running solo, puedes absorber la energía de la naturaleza sin ser interrumpido. Esto es algo muy importante, ya que de acuerdo con una investigación de la Universidad de Harvard, las personas que pueden relajar su cerebro, viven más tiempo.

Haz running por tu cuenta

Según los expertos, no existe un mejor enfoque para calmar la actividad cerebral. Las personas que tienen un cerebro menos activo, o un cerebro menos agitado, viven más tiempo. Hacer running solo es un hábito difícil de desarrollar, pero para aquellos que lo logran, el aislamiento, la calma y la autoconciencia son invaluables.

La mayoría de las veces solo podrás encontrar esto cuando no haya distracciones humanas que acompañen tus entrenamiento. Se ha demostrado científicamente que hacer running solo agrega años a tu vida.

Por lo tanto, sin duda es una buena idea comenzar a correr por tu cuenta, y averiguar si todos estos beneficios realmente tienen un impacto positivo tanto en tu salud emocional, como en tu salud y condición física. No obstante, ¿qué necesitas para hacer running por primera vez?

A continuación te compartimos algunas recomendaciones para que comiences a practicar running de forma segura, y obtengas el máximo provecho.

¿Qué necesitas para hacer running solo por primera vez?

Lo bueno de hacer running solo por primera vez, es que requieres muy poco equipo. Sin embargo, un buen par de zapatillas para correr que se adapten a la forma de tu pie te ayudarán a correr más cómodamente.

Debido a que hay tantos tipos diferentes de zapatillas en el mercado, lo mejor es buscar orientación de un comerciante especializado en zapatillas para running que examine tu pie y te recomiende el mejor calzado para ti. La estructura del zapato se deteriora con el tiempo, especialmente con el uso frecuente. Asegúrate de escoger las de mejor calidad.

Si eres mujer, considera usar un sostén deportivo, que es más duradero y ofrece más soporte que un sostén estándar. Aprende a vestirte para hacer running con la ropa apropiada cuando hace frío.

Haz un horario para tus carreras, con la ruta y la hora específicas. No olvides anotar esta información en tu calendario. De esa manera no se te olvidará. Antes de comenzar a correr, es buena idea que consultes a tu médico si no estás en forma, si te estás recuperando de una lesión, o si te preocupa una afección existente.

Es fundamental que comiences a correr con cautela y aumentar gradualmente el ritmo, así como la distancia en varias sesiones para evitar lesiones y disfrutar del running. Cada carrera debe comenzar con un calentamiento fácil de 5 minutos. Caminar rápido, marchar en el lugar, levantar las rodillas, dar un paso al costado y subir escaleras son ejemplos de calentamiento.

Realiza tus primeras carreras durante un período de tiempo que te resulte cómodo. Una vez que comiences, intercala entre correr y caminar durante tu entrenamiento. Haz que los intervalos de carrera sean más largos a medida que pasa el tiempo hasta que ya no necesites caminar.

123419

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies